Cómo vestirse por capas sin parecer voluminoso

Cómo vestirse por capas sin parecer voluminoso

Evita parecer una manta grumosa con estas técnicas profesionales de superposición de capas.

En teoría, la superposición de prendas parece fácil: sólo tienes que ponerte ropa encima de otra ropa, ¿verdad?

Por desgracia, no es tan sencillo. Si no te pones capas de la forma correcta, tendrás una silueta abultada, grumosa y/o hinchada que no quedará bien independientemente de tu tipo de cuerpo (pero será especialmente poco favorecedora si eres un chico más grande) o de lo que lleves puesto.

Sin embargo, es sorprendentemente fácil evitar los bultos en las superposiciones. Sólo tienes que conocer algunos principios básicos.

Hablo por experiencia: durante mucho tiempo no supe muy bien cómo ponerme capas. Aquí tienes una comparación de dos conjuntos a capas que he montado, uno demasiado abultado y otro muy entallado:

Ian con aspecto abultado

Creo que he demostrado que con un poco de conocimiento sobre capas se llega muy lejos.

Estos son mis cuatro consejos principales para crear capas de forma eficaz y reducir el volumen al mínimo.

4 consejos para vestirse por capas sin parecer voluminoso

La superposición de capas no es tan difícil, pero tampoco es algo completamente natural. Algunos de estos consejos se descubren por ensayo y error, pero otros son conceptos en los que nunca habías pensado. Por eso la estratificación es tan complicada.

Estos cuatro consejos son sencillos y fáciles de poner en práctica de inmediato, así que interiorízalos y ponte a crear unos conjuntos a capas increíbles.

#1: Aprende las cuatro reglas de las capas

Si aún no has aprendido los principios básicos de las capas de otoño e invierno, ésta es la oportunidad perfecta. En resumen, hay cuatro pautas que debes seguir a la hora de vestirte a capas:

Por cierto, también le interesará:  Los mejores estilos de chaquetas de invierno para hombre que están de moda ahora

1. 1. No lleves más de tres capas visibles. En la mayoría de los casos, llevar más de tres capas resultará notablemente voluminoso. Esto no cuenta como camiseta interior o camiseta oculta.

2. Empieza con tejidos más finos en el interior. La primera capa visible debe ser la más fina, y la tercera, la más gruesa.

3. Cada capa debe funcionar por sí sola. Si una capa resulta incómoda por sí sola, lo más probable es que todo tu conjunto desentone un poco.

4. Prueba a ir de más claro a más oscuro. Por lo general, queda mejor un color más claro para la primera capa y colores más oscuros para las siguientes. (Sin embargo, esta regla puede romperse a menudo; es más bien un punto de partida).

#Los puntos 1 y 2 son cruciales para evitar el volumen a nivel básico. Si mantienes las capas al mínimo y vas de más fino a más grueso, tendrás un volumen mínimo que dominar.

#2: Elige bien la talla y el ajuste

La ropa no tiene por qué ser muy holgada para que quede mal. Si tus prendas no se ajustan a tu altura, peso y proporciones, simplemente no quedarán bien cuando las vistas en capas.

Por ejemplo, si tienes una camisa demasiado grande, puede que no te des cuenta cuando la lleves sola. Pero si te pones esa camisa debajo de una chaqueta más pesada, lo más probable es que se amontone y se apelmace en todos los sitios equivocados, sobre todo si la chaqueta hace se ajusta a ti.

Sin embargo, no pasa nada si las capas exteriores son ligeramente más grandes que las interiores. Las capas exteriores no deben ser demasiado grandes, pero deben tener espacio suficiente para acomodar las capas que irán debajo de ellas. (Consejo profesional: si no puedes abrocharte una capa exterior, es que es demasiado pequeña).

Por cierto, también le interesará:  Guía de guantes para hombre

#3: Ten en cuenta los tejidos

A estas alturas, ya estarás pensando en el peso del tejido (es decir, su grosor), pero también debes tener en cuenta el comportamiento y la caída de los distintos tejidos.

Ya sabes que los tejidos más finos deben ir más pegados al cuerpo, pero lo mismo ocurre con los tejidos menos estructurados o con más caída. Cuanto más ceñido sea un tejido, más cerca del cuerpo debe estar.

Por lo general, existe una relación proporcional entre el peso y la caída, es decir, la mayoría de los tejidos se ciñen menos cuanto más gruesos son. Pero no siempre es así, por lo que es importante conocer los materiales tanto como la talla y el ajuste.

#4: Saber cuándo se necesita realmente algo de volumen

Evitar el volumen en las capas es un objetivo fantástico, pero a veces no resulta práctico. Aunque está bien aspirar a un conjunto bonito, no puedes dejar que eso vaya en detrimento de tu propia comodidad (¡o incluso de tu salud!).

Si es pleno invierno y tienes que estar mucho tiempo fuera, en la nieve, probablemente sea mejor que lleves un gran abrigo aislante que una opción más elegante que no te abrigue tanto.

Por supuesto, hay algunas excepciones, pero la moraleja de la historia es que a veces realmente quieres un poco de volumen para mantener el calor.

Domina tus capas

Aunque pueda parecer poco intuitivo decirlo así, la superposición de capas requiere práctica. Desarrollar un buen ojo para los conjuntos a capas requiere dominar cada parte -tipo de prenda, propiedades del tejido, requisitos prácticos- y eso lleva tiempo.

Por cierto, también le interesará:  La última colección de la línea Field Gear de Oakley combina la resistencia al aire libre con el estilo urbano

Por suerte, es fácil practicar la superposición de capas. Pasa algún tiempo frente a un espejo de cuerpo entero y pruébate distintas combinaciones de ropa. Puede que incluso te sirva de ayuda probar alguna mala superposición ignorando descaradamente las directrices que he establecido en este artículo; de ese modo, podrás ver por ti mismo por qué existen esas directrices.

Y no olvides que la superposición de capas es sólo una de las herramientas de tu caja de herramientas de estilo. No se puede construir una casa con una sola herramienta, y lo mismo ocurre con los conjuntos. En otras palabras, cuanto más familiarizada estés con principios de estilo importantes como el ajuste y la coordinación de colores, más fácil te resultará crear conjuntos estupendos.

¿Alguna pregunta? ¿Algún comentario? Déjelos a continuación.

Etiquetas:,

Dejar una respuesta