El Pembleton T24, un peso pluma retro-fresco construido a mano

El Pembleton T24, un peso pluma retro-fresco construido a mano

La cultura automovilística británica no se parece a ninguna otra. El país es uno de los mayores del mundo, no necesariamente en cuanto a número de coches producidos, pero siempre ha tenido un gran impacto en la industria. Basta pensar en coches como Bentley, Aston Martin, Jaguar o incluso el humilde Mini. Coches que han dejado una huella imborrable en generaciones de personas y siguen haciéndolo hoy en día. Pero eso no es todo, ya que los británicos también tienen fama de construir de vez en cuando excelentes coches de carretera y competición en nada más que un cobertizo. Y uno de los mejores ejemplos de este espíritu de ingeniería es el Pembleton T24, un ciclomotor de estilo retro construido a mano por una empresa fundada por el antiguo Campeón Nacional de Montaña Phil Gregory.

La historia cuenta que, en abril de 1999, Phil Gregory estaba planeando una vuelta ciclista a Irlanda. Mientras comprobaba los horarios y precios del servicio de transbordador de Dún Laoghaire, que conecta la ciudad de Dún Laoghaire (al sur de Dublín) con Holyhead, en Gales, y Liverpool, en Inglaterra, se dio cuenta de que los ciclistas y los triciclos estaban exentos del pago de tasas. Especulando si esto se extendería también a los ciclomotores de tres ruedas (como el Morgan Three-wheeler o Super 3), reavivó algo dentro de Phil Gregory, llevándole de vuelta a sus días de piloto. Además de ser un formidable piloto de Hill Climb en sus mejores tiempos, Phil Gregory también sabía un par de cosas sobre ingeniería de coches y carreras. Incluso diseñó y construyó el motor bicilíndrico en V y la moto de carreras que le hicieron ganar el Campeonato Nacional de Montaña.

Por cierto, también le interesará:  McLaren presenta el Artura Spider 2025

El Pembleton T24, un peso pluma retro-fresco construido a mano

En los primeros días de la empresa de motores Pembleton, la atención se centró en los coches de tres ruedas especializados de bajo volumen que debían ser construidos por los clientes, lo que se conoce como kit car esencialmente. En 2015 el hijo de Phil, Guy Gregory, se unió a la empresa y poco después, el fundador dio un paso atrás y Guy Gregory comenzó a trabajar en el siguiente paso para Pembleton. En 2018 la empresa presentaría el V-Sport, un ciclocoche de tres ruedas muy en la línea del famoso Morgan. Se centraba en ofrecer una experiencia de conducción sencilla, de alta calidad y, sobre todo, ¡divertida! El Pembleton T24 que analizamos hoy es básicamente la continuación del V-Sport y se presentó en 2020. En esencia, se trata de un coche de tres ruedas con una cuarta rueda, ya que el enfoque de la construcción del coche es en gran medida el mismo que el del V-Sport.

El Pembleton T24, un peso pluma retro-fresco construido a mano

El Pembleton T24 es un coche muy pequeño, muy ligero, construido a mano y con un estilo que parece sacado directamente de los años veinte. La experiencia de conducción se reduce a lo esencial, ya que en un T24 no encontrarás ni portavasos, ni control de crucero, ni sistema de navegación integrado, ni siquiera techo. En su lugar, estás totalmente expuesto a la madre naturaleza, con sólo unos controles básicos y unos neumáticos más bien delgados que te conectan con el coche, y a éste con la carretera. Este enfoque sencillo y sin concesiones de lo que puede ser un coche garantiza que todos tus sentidos se pongan a flor de piel cuando conduzcas el T24 por una revirada carretera B.

Por cierto, también le interesará:  Hennessey Performance presenta su kit de mejora 'H700' para el Chevrolet Corvette C8 Stingray

El Pembleton T24, un peso pluma retro-fresco construido a mano

Cerca del emblemático circuito Shelsley Walsh Hill Climb Course, en Worcestershire, cada T24 se fabrica a mano utilizando únicamente métodos tradicionales. Pembleton construye su propio chasis y da forma a la carrocería de aluminio a la antigua usanza, moldeándola, taladrándola y remachándola a mano. La forma es la de los coches deportivos de antes de la guerra, con rejillas cortadas a mano en la cubierta del “motor” y correas de cuero que la sujetan.

El Pembleton T24, un peso pluma retro-fresco construido a mano

La parte trasera, en forma de cola de barco, está recortada para que quepa una rueda de repuesto. Los estrechos neumáticos están cubiertos por guardabarros y sólo tienes una pequeña ventanilla delante, que hace todo lo posible para evitar que el aire te despeine el pelo y que los bichos te den en la cara. Es el renacimiento de una experiencia de conducción que quedó atrás.

El interior del Pembleton T24 es espartano pero, una vez más, está hecho con el mayor cuidado y atención posibles. Los asientos y la tapicería se han fabricado en colaboración con varios artesanos locales. El panel de instrumentos, torneado en el motor, incluye indicadores e interruptores de estilo clásico, así como una palanca de cambios montada en el salpicadero, muy similar a la del Citroën 2CV. Para guiar el coche por la carretera y en las curvas se utiliza un volante de cuatro radios forrado en cuero. Y aunque técnicamente es un biplaza, ayuda mucho que te guste tu pasajero, ya que la posición del asiento es íntima. A pesar de su pequeño chasis, el T24 es capaz de almacenar 200 litros de equipaje, ¡bastante más que un MX5/Miata actual!

Delante, un motor bicilíndrico en V Moto Guzzi de 744 cc u 853 cc acciona únicamente las ruedas delanteras. El más potente de los dos produce unos 80 CV, que no parece mucho pero sólo tiene que empujar 361 kilos de coche. Para compararlo con otros deportivos, la relación peso/potencia de 218 CV por tonelada está a la altura de un Honda Civic Type R de 2021 o un BMW M3 de la generación E46. No digo que pueda seguir el ritmo de esos coches en un circuito, pero demuestra que no se necesita una potencia monstruosa cuando se trata de un coche de peso pluma. El bicilíndrico en V respira a través de un tubo de escape que está montado fuera de la carrocería a ambos lados, por lo que entrar y salir del T24 debe hacerse con cierta precaución.

Por cierto, también le interesará:  Lexus presenta la versión JAOS del GX 550 "Overtrail" de 2024

El Pembleton T24, un peso pluma retro-fresco construido a mano

Hay que decir que el Pembleton T24 Cycle Car parece una auténtica pasada para conducir. Su peso muy reducido, sus neumáticos finos, su motor bicilíndrico en V Moto Guzzi y su habitáculo expuesto deberían convertirlo en una experiencia muy sensorial. Y lo mejor de todo es que se trata de un coche “llave en mano” con un precio de partida relativamente modesto de 2,5 euros. 32.995 GBP en lugar de un arma exótica de seis cifras. Eso sí, sigue siendo bastante dinero, pero ¿dónde más se puede comprar un construido a mano a semejante precio? El único problema es, y la gente de Pembleton no pudo recalcarlo lo suficiente al hablar con ellos, que la empresa está desbordada por la demanda y actualmente sólo construye coches para el Reino Unido. Así que todos los demás, incluidos nosotros, nos quedamos fuera de este paquete de diversión retro.

Para más información, visita Pembleton.es.

Etiquetas:

Dejar una respuesta