La guía definitiva para vestir a lo grande

La guía definitiva para vestir a lo grande

No busques más si eres un hombre grande que quiere mejorar su estilo. Aquí tienes todo lo que necesitas saber sobre el estilo de los hombres grandes.

 

Hoy en día, la industria de la moda en su conjunto es más inclusiva que nunca, pero aún le queda mucho camino por recorrer, sobre todo en lo que se refiere a los hombres.

Si eres un hombre corpulento (gordito, musculoso, alto o de un tamaño superior a la media), probablemente sigas luchando por desarrollar un estilo personal que te haga sentir seguro de ti mismo.

En esta guía, repasaré todo lo que necesitas saber sobre la moda masculina para hombres de talla grande, compartiré consejos que he aprendido con esfuerzo a lo largo de los años y te ofreceré inspiración para tu estilo.

Los 4 problemas de estilo más comunes de los hombres grandes

Antes de hablar del desarrollo del estilo, debemos analizar los cuatro problemas principales a los que se enfrentan los hombres grandes cuando buscan ropa.

Como hombre grande, tienes que saber a qué te enfrentas para entender exactamente lo que debes buscar. Comprar ropa sigue siendo una lucha, pero una vez que sepas por qué es tan difícil, podrás encontrar más fácilmente opciones alternativas que funcionen para ti.

Es difícil encontrar la talla adecuada

La mayoría de las marcas de ropa siguen centrándose en el tipo de cuerpo masculino delgado y atlético, pero el hombre medio no encaja en ese perfil. De hecho, la mayoría de los hombres ni se acercan.

A modo de referencia, la mayoría de los modelos masculinos son hombres delgados o musculosos con 40-42″ de pecho y 32″ de cintura. Estas medidas suelen servir de referencia para las tallas medianas o grandes, y las marcas diseñan sus tablas de tallas teniendo esto en cuenta.

Como resultado, la mayoría de las marcas de ropa masculina llegan hasta las 46″ de pecho en los tops (que suelen ser XL o XXL) y hasta las 36″ o 38″ de cintura en los pantalones. Estas prendas también suelen tener un corte entallado o a medida, diseñado para hombres delgados con una musculatura pequeña o media.

Pero estas medidas y proporciones contrastan con la realidad. En 2016, la Organización Mundial de la Salud informó de que el 38,5% de los hombres del mundo tenían sobrepeso y el 11,1% eran obesos. Estas cifras son más notables en Estados Unidos, donde el hombre medio pesa unos 90 kilos y tiene una cintura de 40″.

Las marcas de ropa no tienen en cuenta los diferentes tipos de cuerpo

Los gorditos no son los únicos que tienen problemas para ponerse ropa de marca.

Si eres alto (mide 1,90 m o más), musculoso o tienes una complexión diferente a la media -sea lo que sea-, es muy probable que también tengas problemas para encontrar ropa. Ello se debe a que la industria de la ropa utiliza un proceso llamado escalado, en el que una talla más pequeña se amplía para crear una talla más grande.

La clasificación no tiene en cuenta las proporciones humanas reales, lo que da como resultado prendas más grandes con el mismo ajuste. En otras palabras, una talla XXL es simplemente una talla mediana a escala que no está diseñada para tíos más grandes.

Si tienes un torso más largo, un vientre prominente o los hombros más anchos, tendrás problemas con cualquier marca que clasifique sus prendas.

Encontrar ropa bien hecha es difícil

Lo que empeora aún más las cosas es que la mayoría de la ropa para hombres grandes y altos que existe está mal confeccionada. Es posible que encuentres prendas básicas de negocios en DXL y básicos de moda en ASOS, pero en ambos casos, te ves obligado a comprometer la calidad.

Los estilos para tíos grandes son limitados

Si has comprado ropa de hombre de tallas grandes, entonces sabes que mucha de ella es bastante sosa. Ya es bastante difícil encontrar algo que no sea de un color neutro, pero es aún más difícil encontrar artículos que realmente estén bien diseñados.

A menudo, la ropa de hombre grande es anticuada o poco favorecedora tanto en el corte como en el estampado.

10 consejos de estilo fundamentales para hombres grandes

Todos estos problemas pueden hacer casi imposible encontrar ropa que te quede bien, que te siente bien y que sea duradera.

Y es especialmente difícil si no estás seguro de lo que te queda bien. Es difícil saber si deberías copiar lo que hacen los chicos más pequeños o basarte en los escasos ejemplos de chicos grandes que van a la moda.

El estilo de los hombres grandes es una forma de arte en sí misma y, aunque se aplican algunas pautas generales de la moda masculina, no todas lo son. Muchos de los problemas a los que se enfrentan los hombres grandes son únicos, por lo que las soluciones a esos problemas también lo son.

Aquí tienes diez consejos de estilo fundamentales para hombres grandes que debes conocer antes de ponerte un conjunto.

1. Acéptate a ti mismo

Aunque suene a tópico, el estilo empieza por la aceptación. Si no aceptas tu cuerpo tal y como es, nunca te sentirás realmente segura de ti misma, compres la ropa que compres.

No hay ropa que transforme tu cuerpo y te quite todas tus inseguridades. Si te acercas a la moda y al estilo con el objetivo de cubrirte o de intentar “arreglarte”, lo más probable es que acabes sintiéndote peor contigo misma (y también te divertirás mucho menos).

Permítete estar bien con tu tipo de cuerpo y tendrás una experiencia mucho mejor a la hora de comprar y crear conjuntos. Recuerda que desarrollar tu estilo personal consiste en expresarte, no en esconderte. Tanto si quieres perder unos kilos como si no, tu cuerpo no tiene nada de malo, y eso no cambia aunque pienses lo contrario.

2. Conoce tus medidas

Al no existir un tallaje uniforme en la moda masculina, no puedes fiarte sólo de las tallas. Puede que lleves una camisa 4XL de una marca y una 2XL de otra debido a la falta de normas de tallaje.

Por eso es tan importante conocer tus medidas. Para obtener los mejores resultados, asegúrate de conocer todas estas medidas tanto en pulgadas como en centímetros:

  • Pecho: Mide alrededor del pecho, justo por debajo del nivel de las axilas. Si tiene una barriga prominente, mida alrededor de ella en la parte más ancha – esto le ayudará a determinar su talla si la tabla no proporciona una medida de cintura. Si eres alto, mide la altura del torso.
  • Cuello: Mida alrededor de su cuello donde descansaría el cuello de una camisa.
  • Cintura: Mide en tu cintura natural o por debajo del vientre, dependiendo de tu tipo de cuerpo y de dónde lleves los pantalones.
  • Entrepierna: Mide desde la entrepierna hasta el tobillo.
Por cierto, también le interesará:  Cómo comprar un traje para hombres bajos, delgados y pequeños

Tomar todas estas medidas te ayudará a descifrar las tablas de tallas, pero también a comprender tus proporciones para saber qué tipo de ajuste debes buscar.

Si sueles llevar camisas de vestir, también deberías conocer tus medidas de hombros y mangas. Y si usas vaqueros a menudo, quizá te interese saber cuál es tu altura de tiro preferida.

Además, si tienes ropa que te queda como quieres, asegúrate de tomar todas las medidas de la prenda. Comprueba siempre las tablas de tallas antes de comprar, y asegúrate de que te has medido exactamente lo mismo que en la tabla que estás mirando.

Por último, no te avergüences de tu verdadera talla. Si eres una 3XL pero compras una XL porque te da vergüenza, acabarás con ropa que no te queda bien y no te favorece. De todos modos, las tallas son arbitrarias, así que hazte con la tuya y compra ropa que te siente bien.

3. Conseguir el ajuste adecuado

Es importante que te quede bien, pero esto dependerá totalmente de tus medidas, complexión, objetivos y preferencias de estilo.

Dicho esto, lo más probable es que busques prendas que no sean ni demasiado holgadas ni demasiado ajustadas. La ropa demasiado holgada puede hacerte parecer descuidado, y la ropa demasiado ajustada simplemente no es favorecedora.

Aquí tienes algunas pautas más específicas para distintos tipos de cuerpo:

Para gorditos: Busca prendas que no te queden demasiado ajustadas ni demasiado holgadas. Normalmente, la ropa debe ser un poco más grande que las partes más anchas del cuerpo. Así te asegurarás de que la ropa no te abrace el cuerpo ni te quede demasiado holgada.

Si tu cuerpo es asimétrico, es una buena idea intentar reducir la diferencia entre la anchura de la parte de arriba y la de abajo. Básicamente, no lleves vaqueros ajustados (a no ser que ese sea el look que buscas). Como punto de partida, prueba con vaqueros relajados en la parte de arriba y rectos en la de abajo.

Sin embargo, no intentes combinar demasiado la parte de arriba con la de abajo. Por ejemplo, si te pesa la parte de arriba, no creas que tienes que comprarte unos pantalones enormes para parecer una columna. Los pantalones mal ajustados restarán valor a tu look y, además, serán difíciles de llevar.

Para tíos grandes y altos: La proporción es la clave. Busca camisetas de tallas altas y pantalones con la entrepierna correcta para que no parezca que llevas todo recortado.

Además, si tienes los hombros anchos y no te quedan bien la mayoría de las camisas, toma como referencia la medida de tus hombros. Si en la prenda que estás mirando no aparece la medida de los hombros, no está de más que te pongas en contacto con la empresa y se la pidas.

Para chicos musculosos: Si eres del tipo musculoso, es probable que la ropa te quede pequeña o no se ajuste a tus proporciones. Aunque debes evitar la ropa que se pegue a tu musculatura, también debes evitar la ropa holgada, ya que parecerás más macizo.

Optar por los cortes entallados o a medida suele ser una buena opción, pero ir un paso más allá y conseguir que te hagan la ropa a medida puede ser lo mejor (dependiendo de lo grande que seas y de lo difícil que sea encontrar ropa que te quede bien).

Además, asegúrate de que conoces todas tus medidas para que te quede lo mejor posible. Por ejemplo, si tienes el pecho y los hombros musculosos, tómate todas las medidas de la camisa, no sólo las básicas indicadas anteriormente.

4. Saber cuándo adaptarse

Si alguna vez has buscado consejos de moda para tíos grandes, probablemente habrás visto montones de recomendaciones para acudir a un sastre. Aunque la sastrería es una gran opción, no debería ser tu primera opción.

Antes de ir al sastre, asegúrate de elegir los ajustes y las tallas adecuados para tu tipo de cuerpo. Esto requiere algo de tiempo y experimentación, pero es una información absolutamente vital. Por ejemplo, si te queda mejor una camisa slim fit 2XL, pero usas 3XL con tallas relajadas, el sastre te dirá que bajes la talla de todos modos.

Una vez que conozcas tu talla preferida, sabrás mejor qué te queda bien y qué no, y sólo tendrás que ir al sastre cuando lo necesites. (Dicho esto, la sastrería siempre es una buena idea para los trajes).

5. Entender los tejidos

Si quieres que comprar ropa te resulte mucho más fácil, dedica algo de tiempo a familiarizarte con los tipos y gramajes de los tejidos.

Para los tíos grandes (sobre todo los gorditos), el tejido con el que está confeccionada una prenda es casi tan importante como la talla o el ajuste. Los distintos tejidos tienen sus pros y sus contras, que pueden cambiar según la prenda.

Para sacar el máximo partido a tu vestuario, es fundamental conocer el gramaje y la caída de los tejidos. Los tejidos ligeros reducen el volumen, pero también pueden acentuar la forma de tu cuerpo de un modo que no te conviene.

Del mismo modo, los tejidos más gruesos mantendrán su forma en tu cuerpo, pero algunos pueden hacerte parecer demasiado grande. Como norma general, opta por tejidos ligeros o semipesados con una caída baja o moderada.

6. Opta por prendas más estructuradas

La mayoría de los hombres grandes son más redondos, y una buena forma de contrarrestarlo es buscar prendas estructuradas con líneas limpias y ángulos marcados. Esto no quiere decir que todo lo que te pongas deba tener un corte cuadrado, pero debes ser consciente de la silueta que estás creando.

Los tejidos más gruesos y rígidos también pueden aportar una estructura adicional. Muchas guías de estilo dicen a los hombres grandes que eviten los tejidos gruesos porque les hacen parecer más grandes, pero en realidad depende de cada prenda y conjunto.

Por cierto, también le interesará:  Probadas: Las 7 mejores chaquetas de viaje para hombre

Probablemente no quieras llevar cuatro capas gruesas a la vez, pero llevar prendas estructuradas confeccionadas con materiales más gruesos puede ayudar a que no parezcas desgarbado o desaliñado.

7. Domina el arte de las capas

Las capas son un arma de doble filo para los hombres grandes. Evitar las capas por completo significa perderse una opción de estilo versátil, pero un enfoque incorrecto de las capas puede resultar francamente incómodo. y añadir a su peso.

En primer lugar, conoce las cuatro reglas básicas de la superposición de capas, así como los distintos tipos de prendas que se suelen utilizar para los ajustes por capas.

En segundo lugar, determina qué prendas a capas se adaptan mejor a tu tipo de cuerpo y cuáles no. Por ejemplo, si tienes mucha barriga, es probable que no te vaya bien llevar una chaqueta de punto abotonada como capa exterior; probablemente prefieras una cazadora vaquera o un chaleco acolchado.

En tercer lugar, empieza por algo sencillo y ve subiendo. Experimenta con una, dos y tres capas en ese orden, y limítate a los colores más neutros para empezar. Cuando encuentres combinaciones de prendas que te gusten, puedes jugar con otros elementos de estilo.

8. Experimenta con el diseño, el color y la textura

Una vez que tengas una idea sólida de qué prendas básicas favorecen a tu tipo de cuerpo, puedes empezar a experimentar con el diseño, el color y la textura.

Cuando se trata de diseño, probablemente hayas oído el viejo consejo de que las líneas verticales adelgazan, pero resulta que esto no es exactamente cierto. Lo grande o delgado que parezcas depende más del estampado exacto que del tipo general de estampado.

Dicho esto, a los tíos grandes les sientan bien las prendas lisas o con estampados sencillos. También es bueno ceñirse a colores más discretos. En general, los colores vivos y llamativos o los estampados acentuarán tu silueta, así que es mejor evitarlos (a menos que seas especialmente atrevido).

En cuanto a las texturas, empieza por elegir una textura principal y mantén todo lo demás neutro o sin textura. Una vez que conozcas las texturas básicas, podrás mezclar y combinar todo tipo de tejidos.

Puede ser útil pensar en la textura como un sustituto del color. Puesto que la textura añade dimensión sin llamar la atención sobre la forma de tu cuerpo, es un elemento de estilo increíblemente versátil del que pueden beneficiarse los hombres grandes.

9. Considera nuevos estilos

En pocas palabras, algunos estilos son más fáciles de llevar para los hombres grandes. Esto tiene todo el sentido del mundo -muchos estilos deportivos se diseñaron pensando en los hombres atléticos-, pero dificulta las cosas a los hombres grandes.

Por ejemplo, si quieres ir a la Ivy League pero usas una 4XL, probablemente no tengas mucha suerte. Sin embargo, si puedes encontrar un estilo similar con más opciones para hombres grandes (en este caso, algo como business casual, athleisure o incluso alta costura), lo tendrás mucho más fácil.

Los estilos que funcionan mejor para los hombres grandes son:

  • Ropa de trabajo
  • Ropa de calle
  • Formal
  • Occidental
  • Militar
  • Al aire libre
  • Náutica
  • Grunge

Puede que tengas que salir un poco de tu zona de confort para probar algunos de estos estilos, pero nunca se sabe lo que te acabará gustando. Y, por supuesto, no hay nada malo en ceñirse a un estilo más restrictivo para los tipos grandes, siempre que puedas lidiar con las limitaciones.

10. No temas invertir

A primera vista, tiene sentido buscar ropa que sea lo más asequible posible, y tiene aún más sentido para los tíos grandes, ya que les cuesta mucho encontrar ropa que les quede bien.

Sin embargo, a menudo te conviene hacer compras de inversión. Por un lado, las prendas de mayor calidad son más duraderas y duran más, y eso es crucial para los tíos grandes que necesitan ropa que aguante las exigencias de un físico corpulento.

Además, la ropa de calidad superior suele tener mejor aspecto y tacto que la ropa barata comprada en la tienda. Estas mejoras marcan una gran diferencia a la hora de desarrollar tu estilo personal.

También tienes más oportunidades de encontrar ropa adecuada para hombres grandes cuando aumentas tu rango de precios. ¿Deberías gastarte cientos de euros en cada prenda que compres? Por supuesto que no. Pero si encuentras prendas que te encantan y te sientan bien, te harás un favor derrochando.

7 prendas esenciales para vestir a lo grande

Ahora que ya conoces algunos principios fundamentales de estilo, echemos un vistazo a algunas de las mejores prendas de ropa para hombres corpulentos.

Una camiseta bien ajustada

De todas las categorías de ropa, son los básicos los que suelen dar más problemas a los hombres grandes. Por ejemplo, ¿dónde (y cómo) encontrar una camiseta que te quede bien y cómo debería quedarte una camiseta?

En primer lugar, piensa en cómo llevas las camisetas. Si las llevas solas o como capas sin rematar, probablemente querrás una camiseta que sea de tu talla real y de un tejido de peso medio como mínimo. Si eres como yo y prefieres llevarlas como camiseta interior, entonces puedes optar por camisetas ligeramente más finas o entalladas.

Sin embargo, si te gusta llevar las camisetas por dentro, toma medidas de ancho y largo para asegurarte de que la camiseta no deja al descubierto la barriga cuando levantas los brazos y se mantiene metida por dentro sin salirse ni aflojarse.

Para las camisetas, las marcas de ropa de trabajo como Carhartt, Levi’s y Dickies te servirán bien. También deberías considerar algunas marcas emergentes como ONE BONE y True Classic que se centran específicamente en ropa para chicos más grandes.

Camisa de botones

Es bastante fácil encontrar camisas abotonadas en tallas grandes, pero ten cuidado: muchas de estas opciones son baratas y se desgastan rápidamente. Este es un campo en el que querrás gastar un poco más para conseguir una prenda duradera y cómoda.

Una vez más, ten en cuenta el ajuste. Una buena prenda abotonada debe parecer entallada, pero asegúrate de que no te abrace el cuerpo. Y mantente alejado de los sintéticos; los tejidos naturales como el algodón sientan mucho mejor a los hombres grandes. (Y piensa en hacerte con una o dos camisas de lino para el verano).

Por cierto, también le interesará:  5 formas elegantes de llevar sudaderas de cuello redondo para hombre

Chaqueta vaquera

La cazadora vaquera es sin duda la prenda de abrigo definitiva para los hombres altos y corpulentos. Es versátil, resistente y acogedora, lo que la convierte en una opción fantástica para cualquier época del año que no sea verano.

Antes de comprarla, infórmate sobre los distintos tipos de chaquetas vaqueras. Las chaquetas de tipo III adelgazan más gracias a sus detalles verticales, y las de tipo II pueden ayudar a cuadrar un cuerpo más redondo.

Chaqueta Chore

La chaqueta de trabajo es otra prenda de abrigo que debería ser un básico para todos los hombres grandes. Las chaquetas de trabajo se hicieron para el trabajo manual, por lo que son gruesas y espaciosas.

Lo más sorprendente es lo favorecedora que resulta: el corte cuadrado y los bolsillos de parche hacen que a cualquiera le siente bien.

Vaqueros

Comprar pantalones es relativamente fácil si te sobra cintura, pero puede parecer casi imposible si usas una talla superior a la 38. Por suerte, cada vez más marcas están ampliando su oferta de vaqueros para incluir tallas de cintura más largas, así que hay más opciones de moda que nunca.

A menos que optes por los pantalones a medida, lo más probable es que tengas que adaptarlos para que te queden perfectos. Pero no dejes que eso te detenga: adaptar tus vaqueros es rápido, fácil y relativamente barato, y acabarás con un par en el que podrás confiar durante años.

Tirantes

Si vistes ropa formal o de negocios y tienes cintura ancha, considera la posibilidad de hacerte con unos tirantes.

Son una alternativa mucho más práctica y cómoda a los cinturones y te permiten llevar los pantalones a la altura de tu cintura natural con más facilidad. (Si llevas los pantalones por debajo de tu cintura natural, puede que no necesites tirantes).

El único inconveniente es que los tirantes quedan fuera de lugar en casi todos los contextos informales. Están bien para algunos conjuntos inspirados en la ropa de trabajo, pero en general, los tirantes deberían reservarse para situaciones más formales.

Accesorios

Los accesorios pueden contribuir en gran medida a reducir el volumen visual, pero no conviene pasarse. Limítate a llevar tres accesorios como máximo (incluidos los sombreros) para que tu conjunto siga pareciendo intencionado.

Los sombreros, los relojes, los pañuelos, los anillos, las pulseras e incluso los pañuelos son accesorios estupendos para los hombres grandes, así que es bueno tener unas cuantas opciones en el armario.

Consejo profesional: cuando se trate de artículos como bufandas y joyas, aléjate de los materiales y tejidos gruesos.

Cómo vestir si eres un hombre grande: 7 ejemplos de atuendos para hombres grandes

Es fundamental conocer todos estos principios de estilo, pero no sirven de nada si no puedes ponerlos en práctica. Por eso he recopilado algunos conjuntos fantásticos que muestran el estilo de los hombres grandes.

Capas trabajadoras

Aquí tienes un conjunto que aprovecha mi arma secreta favorita para los hombres grandes: el delantal.

La guía definitiva para vestir a lo grande

Piensa en un delantal como una sudadera con capucha más estructurada o una chaqueta de jersey. Los blusones son geniales para los tíos grandes porque dejan respirar el estómago, pero también enmarcan muy bien la figura gracias al tejido de algodón grueso y rígido del que suelen estar hechos.

Combiné el blusón con una camisa sin cuello de mezcla de lino y unos vaqueros de estilo laboral para completar el look.

Lo viejo se mezcla con lo nuevo

Este atuendo es un buen ejemplo de cómo combinar texturas y capas puede dar mucho de sí. La sobrecamisa vaquera gruesa combina a la perfección con la camisa de chambray y los pantalones chinos, que le dan un aire americano.

En cambio, los mocasines aportan un toque de elegancia y suavizan un poco el conjunto para darle un aire más relajado.

Casual Athletic

¿Adivina qué? La ropa deportiva es para todos, incluso para los más grandes.

Ponte una chaqueta camisera sobre una sudadera con capucha para conseguir un look relajado que sea cómodo y estructurado al mismo tiempo, y ponte unos pantalones de chándal o unos joggers para completar el estilo.

Tonos monocromáticos

Los colores neutros y los tonos tierra pueden hacer maravillas con los hombres corpulentos. Ceñirse a una combinación de colores relativamente monocromática es una forma excelente de crear un conjunto sencillo pero elegante.

Aquí, la paleta de colores marrón/beige unifica el conjunto, y el jersey de cuello alto colocado debajo de la sobrecamisa le da un toque elegante.

Todo vaquero

El vaquero es un tejido estupendo para los tíos grandes, porque se adapta bien y mantiene la forma. Y lo que es mejor, puedes llevar más de una capa de tela vaquera a la vez sin añadir demasiado volumen visual.

Este look vaquero triple (camisa, chaqueta y vaqueros) evoca la ropa de trabajo sin dejar de ser moderno, y además adelgaza gracias a los lavados oscuros.

High-End Heft

Este conjunto parece sacado de una pasarela parisina. La chaqueta marrón y el cuello alto azul contrastan con los pantalones blancos para conseguir un look refinado pero ligeramente atrevido.

Una clase magistral de color y textura.

Estilo mediterráneo

Muchos tipos grandes asumen que no pueden llevar el look europeo ultra relajado, pero este conjunto demuestra lo contrario.

El corte de la camisa y los pantalones es clave para conseguir este estilo; elige un corte entallado para ambos de forma que todo quede limpio y nítido.

Conclusión

Ser un chico más grande no debería significar que tengas que estar descontento con tu aspecto o sacrificar la capacidad de tener estilo. Aunque, por desgracia, los tíos grandes no tienen tantas opciones como deberían, es posible construir un armario a la moda con un poco de intención y experimentación.

Toma estos principios de estilo y utilízalos para guiar tu viaje. Una vez que entiendas estos principios básicos, podrás acercarte con más confianza a tu estilo personal y crear conjuntos que no sólo te queden bien, sino que también reflejen tu personalidad.

Sé que los hombres grandes se enfrentan a muchos más problemas de moda que los que se tratan en esta guía, así que cuéntame en los comentarios cuáles son tus dificultades. ¿A qué obstáculos te enfrentas todavía que te impiden desarrollar tu estilo personal?

¿Alguna pregunta? ¿Comentarios? Déjelos a continuación.

Etiquetas:

Dejar una respuesta