Maturo Competition Cars construye el nuevo Lancia 037 Rally Icons

Maturo Competition Cars construye el nuevo Lancia 037 Rally Icons

Las leyendas se crean cada vez que se consigue algo que antes se consideraba imposible.

Ocurre por pura determinación, o por la perfecta conjunción de todas las circunstancias variables que permiten a alguien, o a algo, hacer una declaración que perdura durante años, incluso décadas. A lo largo de la historia del automovilismo, hay innumerables eventos, pilotos y coches legendarios que recordar, por todo tipo de razones.

Es imposible determinar cuál de ellos es el más legendario de todos, ya que depende de las circunstancias que crearon un momento icónico en primer lugar. Circunstancias que nunca podrán repetirse.

Las distintas épocas del automovilismo tienen héroes diferentes, ya sean de carne y hueso o de acero. Sin embargo, hoy rendimos homenaje a una leyenda absoluta de los rallies, el Lancia 037. Y no sólo cualquier Lancia 037, ¡sino los construidos por Maturo Competition Cars de Holanda! ¿Intrigado? Deberías estarlo.

Dos contra cuatro

Lancia siempre ha sido una fuerza a tener en cuenta en el mundo de las carreras. Aunque no tenga la talla de sus amigos italianos Ferrari, Maserati o Alfa Romeo, la marca ha participado activamente en todo tipo de carreras a lo largo de su larga e ilustre historia. Coches como el Lancia D50, el Aurelia GT, el Beta Monte Carlo Turbo y el LC2 son sólo algunos de los más destacados. Sin embargo, Lancia es más conocida por sus éxitos en rallies, principalmente en la década de 1970 y de nuevo desde finales de la década de 1980 hasta mediados de la década de 1990.

Y aunque no fue ni mucho menos la única muestra de la capacidad de Lancia para fabricar coches de rallies campeones del mundo, los Delta con librea de Martini han quedado grabados en nuestras retinas para siempre. Pero hay un coche en particular que tiende un puente entre el Stratos, el primer coche de rallies fabricado específicamente, y los Deltas, y es el genial Lancia Rally 037 desarrollado para competir en el Campeonato del Mundo de Rallies Grupo B de la FIA.

Por cierto, también le interesará:  El AGTZ Twin Tail es el homenaje de Zagatos al legendario Alpine A220 de carreras
Maturo Competition Cars construye el nuevo Lancia 037 Rally Icons
Una selección de coches de rally emblemáticos del Grupo B – TopGear.es

La era del Grupo B del Campeonato del Mundo de Rallyes, que sólo duró un par de años entre 1982 y 1986, será recordada para siempre como uno de los periodos más épicos de la historia del automovilismo. Máquinas que escupían fuego con motores monstruosamente potentes se enfrentaban en asfalto, grava, caminos de tierra, nieve y hielo para ver quién era el más rápido. Y rápidos eran, ya que la potencia se acercaba rápidamente a los 600 CV gracias a la sobrealimentación y/o la turboalimentación en los últimos años.
Fue una época de auténtica locura, que comenzó en 1982 y rápidamente saltó a la fama gracias a la valentía de los hombres y mujeres al volante de estos coches, que atrajeron a multitudes sin precedentes. Esta velocidad y éxito, junto con los peligros que conllevaba, acabaría siendo su perdición, pero el Grupo B también resultaría fundamental por otra razón: el inevitable paso de la tracción a dos ruedas a la tracción total.

La leyenda 037

Lancia ganó el Campeonato del Mundo de Rallyes tres veces consecutivas con el Stratos, que fue básicamente el primer coche desarrollado específicamente para rallyes. Este coche de batalla corta y forma de cuña tenía un motor de cuatro cilindros y 2,4 litros montado en la parte trasera, con tracción únicamente a las ruedas traseras.

Con una potencia de 275 CV y un peso de entre 900 y 950 kilos, el coche era increíblemente ágil, razón por la que dominó los Campeonatos del Mundo de Rallyes de 1974, 1975 y 1976. Tras la decisión política de cambiar el Lancia Stratos por el Fiat-Abarth 131 (Lancia era propiedad de Fiat en aquella época), la marca quedó relegada a un segundo plano durante un par de años.

Luego llegó la era del Grupo B, y Fiat volvió a Lancia, y una vez más se propuso arrasar a la oposición con un coche de competición ligero construido expresamente. La receta era bastante sencilla, ya que contaba con un motor de cuatro cilindros y 2,0 litros sobrealimentado en la parte trasera que desarrollaba entre 255 y 280 CV, tracción sólo a las ruedas traseras y sólo 960 kilos de peso.

Una carrocería de resina de poliéster reforzada con fibra de vidrio cubría una sección central monocasco de acero con bastidores tubulares atornillados en la parte delantera y trasera. Para cumplir la normativa del Grupo B de la FIA, Lancia fabricó 200 versiones de carretera.

Maturo Competition Cars construye el nuevo Lancia 037 Rally Icons
Lancia 037 Stradale – ClassicDriver.com

Basado libremente en el coupé deportivo Montecarlo de 1980-1981, el 037 se convirtió en leyenda por ser el último coche de rally ganador del Campeonato del Mundo de tracción trasera contra un grupo de monstruos de tracción total.

En manos de Walter Röhrl y Markku Alén (entre otros), fue un arma absoluta gracias a su magnífico manejo y agilidad, a pesar de enfrentarse a una dura competencia de tracción a las cuatro ruedas, principalmente de Audi con su nuevo Sport Quattro.

Maturo Competition Cars construye el nuevo Lancia 037 Rally Icons

La temporada inaugural del coche estuvo plagada de problemas mecánicos, principalmente relacionados con la caja de cambios, pero en 1983, todo pareció encajar para los italianos. Vestido con los famosos colores de Martini, el 037 ganaría 5 rondas en el campeonato, tres para Walter Röhrl y dos para Markku Alén, cuatro de ellas con 1-2 en el marcador.

Tanto Walter como Markku se perdieron los dos últimos rallies del año, de lo contrario, Walter también podría haberse coronado Campeón de Pilotos ese año. Sin embargo, el triunfo del 037 marcaría literalmente el final de una era, ya que se le conocerá para siempre como el último coche de rally de dos ruedas motrices que se coronaría campeón en el mayor escenario de todos.

Maturo Lancia 037

Con el Lancia 037 alcanzando el estatus de icono, no es de extrañar que siga siendo el favorito entre los entusiastas de las carreras y los rallies. Los vídeos de YouTube de coches de la época del Grupo B, incluido el 037, por supuesto, siguen acumulando un gran número de visitas por la auténtica locura que se muestra. Esa fascinación sigue siendo profunda, y para las personas con suficiente pasión y presupuesto, Maturo Competition Cars de los Países Bajos es el lugar al que acudir si está buscando su propio Lancia 037.

El trabajo que se realiza en el taller de Maturo va mucho más allá del concepto de réplica, ya que se trata básicamente de una recreación milimétricamente perfecta basada en los Lancia Montecarlo originales, casi como coches de continuación, pero no fabricados por Lancia.

Maturo Competition Cars construye el nuevo Lancia 037 Rally Icons

Maturo Competition Cars fue fundada por Frank van Ganzewinkel hace más de 20 años. En la actualidad, la empresa está dirigida por Frank y su socio Marco Geeratz, que se unió a él después de que Frank restaurara para él un Lancia Lambda Serie 7 de 1928. Surgió un vínculo mutuo y la pasión de Frank por el Lancia Delta empujó a Marco a comprar uno para él y participar en un rally.

MCC fabrica tres tipos de coches: Classic, Rally y Stradale. El Classic elimina los conocidos problemas de fiabilidad mecánica del Lancia Delta, el Rally es básicamente una continuación de los icónicos coches de rally Martini Delta, y el Stradale es un coche de rally de nivel Grupo A disfrazado de coche de diario de gama alta (un restomod, si se quiere). Pero, atención, todos ellos se han basado en el famoso utilitario cuadrado de finales de los ochenta a mediados de los noventa. Hasta ahora.

Maturo Competition Cars construye el nuevo Lancia 037 Rally Icons

El Lancia 037 construido por Maturo abre un nuevo capítulo en la increíble historia de Maturo y, en cierto sentido, también para el propio 037. El objetivo de cada coche construido, siendo el primero el proyecto de pasión personal de Frank, es construirlo con las especificaciones de fábrica como Lancia lo habría hecho en su día, pero mejor. Esto no es nada fácil, ya que no existe ningún plano de cómo se fabricaban exactamente estos coches. La ingeniería inversa fue necesaria en muchas ocasiones para averiguar cómo montar el coche.

Las mejoras en seguridad y fiabilidad se han incorporado siempre que ha sido posible y necesario, ya que se han fabricado según las especificaciones actuales de la FIA para pruebas históricas de rally. Y también son un poco más rápidos, gracias a una versión mejorada del motor Lampredi de cuatro cilindros en línea que llevaba en la parte trasera.

Maturo Competition Cars construye el nuevo Lancia 037 Rally Icons

El resultado es simplemente asombroso, ya que los coches que salen del taller son prácticamente idénticos a los originales. Se dedica una cantidad monumental de trabajo a todos y cada uno de los coches, haciéndolos más fiables, seguros y también un poco más rápidos. Del Montecarlo donante, los únicos elementos que se conservan son la sección central del chasis, igual que el original, y curiosamente los tiradores de las puertas. Todo lo demás que forma parte del Maturo 037 es completamente nuevo y especialmente desarrollado para devolver a la vida la leyenda del 037.

La carrocería está hecha de Kevlar y no pesa prácticamente nada. Levanta la parte delantera y te encontrarás con la suspensión de doble horquilla, los sistemas de refrigeración y admisión y (opcionalmente) una rueda de repuesto. Haga lo mismo con la parte trasera y descubrirá el motor.

Y como habrás adivinado, todo lo que gira en torno al motor es lo más parecido al original. Conseguir piezas originales vuelve a ser un gran reto, ya que no se construyeron muchos de estos motores y su estado es a menudo cuestionable en el mejor de los casos. El motor de cuatro cilindros y 2.111 cc está equipado con un sobrealimentador Volumex que introduce más aire directamente en la admisión. Todo el bloque está atornillado a una caja de cambios ZF de 5 velocidades de nueva construcción (de época, pero mejor).

También viene con inyección por chorro de agua, que enfría la mezcla de admisión para bombear más aire y combustible y crear una explosión mayor, es decir, ¡más potencia! El motor rinde ahora 315 CV, lo que mejora las prestaciones del 037 con respecto al original. El peso es ligeramente superior debido a la mejora de las normas de seguridad, pero por lo demás, de parachoques a parachoques, todo está construido exactamente igual.

Maturo Competition Cars construye el nuevo Lancia 037 Rally Icons

Un coche construido con este nivel de detalle increíble requiere más de 2.000 horas de trabajo de principio a fin. Eso significa que el precio es elevado, por no decir otra cosa, pero puedes encargarlo si quieres. El precio del Lancia 037 construido por Maturo es de unos 2.000 euros. 465.000 EUROS más impuestos, y si quieres conducirlo de forma competitiva Maturo puede suministrar un kit de asistencia y piezas.

Es una locura de dinero, sin duda, pero es mucho menos que el millón de euros o más que cuestan los Lancia 037 originales hoy en día. Y te llevas un coche que se ha construido desde cero con exactamente las mismas especificaciones, ¡pero mejoradas cuando es necesario! Y eso es algo que no se puede encontrar en ningún otro sitio.

Maturo Competition Cars construye el nuevo Lancia 037 Rally Icons

Para más información, visita Maturocars.com.

Etiquetas:

Dejar una respuesta