TAG Heuer y Porsche unen sus fuerzas para las Leyendas de Panamericana

TAG Heuer y Porsche unen sus fuerzas para las Leyendas de Panamericana

A lo largo de la historia, Porsche y TAG Heuer han cruzado sus caminos en numerosas ocasiones. Esto ha dado lugar a una larga y extensa asociación de los dos legendarios fabricantes, con relojes y cronometraje por un lado, y coches deportivos y de carreras de alto rendimiento por el otro. Las dos marcas no sólo comparten historia en la pista, sino también fuera de ella, con relojes de edición especial como el Carrera Chronosprint x Porsche, un ejemplo muy reciente. Para celebrar el 75 aniversario de Porsche, así como el 70 aniversario de la Carrera Panamericana de este año, se acaba de lanzar un nuevo proyecto de colaboración inspirado en uno de los coches de carreras más importantes de la historia de Porsche: el humilde Porsche 550 Coupé.

La Carrera Panamericana

La Carrera Panamericana es, sencillamente, uno de los eventos de carreras por carretera más famosos y a la vez desalentadores de la historia. Está al mismo nivel que la Targa Florio y la Mille Miglia en Italia. Los competidores tienen que recorrer más de 3.400 kilómetros por todo México, básicamente de frontera a frontera. La prueba se celebraba en carretera abierta y sólo duró cinco años, de 1950 a 1954. La carrera constaba de un total de 9 etapas cronometradas repartidas en cinco días consecutivos por todo el país.

Desde la primera edición hasta la última, atrajo a los más grandes nombres de la Fórmula 1, el automovilismo deportivo, los rallies, el automovilismo de serie, el alpinismo, las carreras de resistencia, etc. La Carrera Panamericana inaugural fue ganada por Hershel McGriff y Ray Elliot, que corrían con un Oldsmobile 88. Los años siguientes fueron ganados por Piero Pietro y Ray Elliot. Los años siguientes la ganaron Piero Taruffi y Luigi Chinetti con un Ferrari 212 Inter Vignale (1951), Karl Kling y Hans Klerk con un Mercedes-Benz W194 (1952), Juan Manuel Fangio y Gino Bronzoni con un Lancia D24 Pinin Farina (1953) y Umberto Maglioli con un Ferrari 374 Plus Pinin Farina (1954).

TAG Heuer y Porsche unen sus fuerzas para las Leyendas de Panamericana

La carrera desapareció debido a la preocupación por la seguridad del público y de las autoridades gubernamentales tras varios incidentes mortales ocurridos en los primeros años. Adolfo Ruiz Cortines, presidente de México en aquella época, anunció que el objetivo principal de la Carrera Panamericana era promover la recién construida carretera pública por la que se corría. Durante los cinco años que duró la carrera, murieron 27 personas, una de las tasas de mortalidad más altas de la historia. En la actualidad, la carrera se ha convertido en un rally de velocidad clásico, similar a la Mille Miglia.

Por cierto, también le interesará:  11 coches eléctricos divertidos de conducir: de 0 a 100 km/h

Sin embargo, el nombre de la Carrera Panamericana sigue vivo gracias al genio del marketing de TAG Heuer y Porsche. Jack Heuer bautizó la emblemática colección Carrera con el nombre de la carrera. Porsche, por su parte, utilizó por primera vez el nombre en un coche en 1955, celebrando una victoria de clase con el Porsche 550 en la edición de 1953 de la prueba. A día de hoy, el nombre Carrera sigue muy vivo, tanto en coches como en relojes.

El humilde Porsche 550 Coupé

El Porsche 550 fue el primer coche de carreras desarrollado desde cero. Los deportes de motor siempre han estado en el corazón de Porsche, pero las aspiraciones de competición de la marca empezaron con conversiones basadas en coches de carretera, en lugar de construir un coche de carreras puro. Se construyó entre 1953 y 1956 y se fabricaron un total de 90 coches, con carrocería coupé de dos puertas o spyder de dos puertas.

Rápidamente se ganó la reputación de ser un coche de carreras muy dominante en la categoría de menos de 1,5 litros, ya que era pequeño, muy ligero y, por tanto, extremadamente ágil. Con un motor de cuatro cilindros y 1.498 cc, el coche pesaba sólo 550 kilos, de ahí su nombre.

TAG Heuer y Porsche unen sus fuerzas para las Leyendas de Panamericana
Reunión del Porsche 550 RS Spyder en el GP de Hielo de 2022 – ClassicDriver.com

El 550, tanto en versión Spyder como Coupé, corrió en todo el mundo y fue pilotado por algunos de los nombres más famosos del mundo de la competición. Durante su año de debut, este pequeño y humilde coche consiguió victorias (de su clase) en la Carrera Eifel de Nürburgring, en las 24 Horas de Le Mans y en la Carrera Panamericana. Siguió ganando con regularidad e incluso llegó a quedar primero en la general de la edición de 1956 de la Targa Florio frente a coches mucho más potentes como el Maserati 300S, el Ferrari 860 Monza y el Mercedes-Benz 300SL. Después de que el equipo de fábrica de Porsche se pasara a su sustituto, el 718, los equipos privados siguieron compitiendo con el 550 y continuaron obteniendo victorias, consolidando su legado en las carreras.

Por cierto, también le interesará:  INEOS Fusilier SUV es el primer SUV eléctrico de su historia
TAG Heuer y Porsche unen sus fuerzas para las Leyendas de Panamericana
Jacky Ickx, Karl-Friedrich Scheufele, Porsche 550 Spyder – Mille Miglia 2018, Brescia 

Pero el Porsche 550 también tiene su lado oscuro, sin tener culpa de ello. Después de todo, es el coche en el que murió el actor de Hollywood, demonio de la velocidad y piloto de carreras James Dean. Chocó su 550 Spyder, apodado el “Pequeño Bastardo”, el 30 de septiembre de 1955 cerca de Cholame, California.

A pesar de este triste capítulo de la historia del coche, es uno de los Porsche de carreras más emblemáticos de la historia y ha servido de inspiración para muchas réplicas. Los coches originales pueden alcanzar los 5 millones de dólares en subasta, dependiendo de su estado y de su legado en competición.

TAG Heuer y Porsche unen sus fuerzas para las Leyendas de Panamericana

Dos 718 Cayman GT4 RS especiales

En lo que es un año de celebraciones tanto para Porsche como para TAG Heuer, las dos marcas han vuelto a colaborar en algo muy interesante. Aunque ya hemos visto varios relojes muy inspirados en las carreras en los últimos dos años, esta vez se trata de un coche bastante singular.

Está construido para conmemorar múltiples ocasiones, ya que, por un lado, Porsche celebra el 70º aniversario de los dos equipos que participaron en la Carrera Panamericana de 1953 con el 550, y TAG Heuer celebra este año el 60º aniversario de la Carrera. Esta doble celebración culmina con dos ediciones especiales del 718 Cayman GT4 RS.

TAG Heuer y Porsche unen sus fuerzas para las Leyendas de Panamericana

El GT4 RS es la personificación del deportivo de motor central más compacto de Porsche, el 718 Cayman. El diseño del TAG Heuer x Porsche – Legends of Panamericana, como se denomina oficialmente el proyecto, está inspirado en el 550 Coupé que compitió en la dura carrera de carretera hace 70 años.

El parecido es bastante obvio si se observan el coche nuevo y el antiguo uno al lado del otro, y eso sin contar con la librea de carreras de estilo similar.

TAG Heuer y Porsche unen sus fuerzas para las Leyendas de Panamericana

Ambos coches tienen un chasis compacto con un perfil curvilíneo con una sola cosa en mente: rendimiento y agilidad. Para mejorar estas prestaciones y agilidad, el 718 Cayman GT4 RS está equipado con una aerodinámica avanzada y un potente motor de seis cilindros planos de 500 CV derivado del motor del 911 GT3. Esto le da un tiempo de cero a 100 km/h de menos de 3,5 segundos y una velocidad máxima de 315 km/h. Todo un petardo, ¿verdad?

Por cierto, también le interesará:  8 razones para llevar reloj

Se construyen dos coches, uno con el número de salida 152 y otro con el 154, en conmemoración de los Porsche 550 Spyder que corrieron la Carrera Panamericana en 1953. Uno de los coches será conducido por Patrick Dempsey, actor y piloto de carreras, así como embajador de la marca TAG Heuer, en la edición de este año de la Carrera Panamericana.

TAG Heuer y Porsche unen sus fuerzas para las Leyendas de Panamericana

Tras el evento, este mismo coche, con el número 152 en el lateral y en el techo, se subastará a principios de 2024 y los beneficios se destinarán a obras benéficas. El coche con el número 154 se exhibió en la exposición TAG Heuer Heritage Experience durante la Rennsport Reunion 7 celebrada el pasado fin de semana en Laguna Seca, pero se desconoce qué ocurrirá con él después.

TAG Heuer y Porsche unen sus fuerzas para las Leyendas de Panamericana

Para diferenciar los dos coches del GT4 RS “normal”, además de la obvia decoración de carreras, hay elementos personalizados tanto en el exterior como en el interior de los coches. Esto incluye el logotipo de TAG Heuer en la parte delantera, que se aplica sobre Le Mans Plata Metalizado, una pintura especial realizada en colaboración con Porsche Francia, el AOC (los organizadores de Le Mans) y Porsche AG.

Los coches también llevan el logotipo de Pegasus en el alerón delantero izquierdo o en el paso de rueda trasero izquierdo, lo que nos recuerda el patrocinio de Mobil Oil a los 550 Coupé que corrieron en la carrera de 1953.

TAG Heuer y Porsche unen sus fuerzas para las Leyendas de Panamericana

Por dentro, el habitáculo cuenta con detalles especiales, como los asientos de cuero en color Guards Red, costuras tricolores en el volante y bordados especiales en los reposacabezas.

El elemento más destacado es la pareja de cronómetros de carreras de TAG Heuer montados puntualmente en la consola central, aunque sólo están instalados en el coche con el número 154. Se trata de un guiño al modelo original de TAG Heuer.

Se trata de un guiño al Heuer Rally Master original con un reloj Master-Time de 8 días y un cronógrafo Monte Carlo.

Para más información, visite Porsche.com o TAGHeuer.com

Etiquetas:,

Dejar una respuesta