Una oportunidad única de comprar un Ferrari 250 GTO de fábrica

Una oportunidad única de comprar un Ferrari 250 GTO de fábrica

Cuando se habla de coches extremadamente raros y valiosos, inmediatamente vienen a la mente varios nombres. Está, por supuesto, el coche más caro del mundo, el Mercedes-Benz 300 SLR Uhlenhaut Coupé, o el ilustre Bugatti Type 57C Atlantic, pero quizá la marca con mayor fuerza gravitatoria de todas sea Ferrari. Si echamos un vistazo a todo lo que han producido desde el 125 S de 1947, es fácil entender por qué esta marca tiene tantos seguidores y suele batir récords en las subastas. La lista de coches exóticos y muy deseados parece interminable, ya que la empresa siempre se ha esforzado (y a menudo lo ha conseguido) por fabricar los mejores coches de carreras y de altas prestaciones. Claro que hay algún que otro fallo, pero la gran mayoría son pura magia sobre ruedas. Pero, ¿cuál debe considerarse la obra maestra de Ferrari, el logro supremo, el santo grial? Dependiendo de a quién preguntes, las opiniones pueden variar, pero apuesto a que la mayoría de la gente te dará una respuesta de tres dígitos y tres letras: 250 GTO. Y, por suerte, pronto tendrás la oportunidad de poseer uno.

Gran Turismo Omologato

El Ferrari 250 GTO es un coche legendario. Sólo se construyeron 36 unidades, o 39 si se incluyen los coches de 4 litros (hablaremos de ello más adelante) y, aunque no es el Ferrari más raro jamás fabricado, ¡probablemente es el que a todo el mundo le gustaría tener! El 250 GTO se fabricó entre 1962 y 1964, con 33 coches carrozados con la Serie I de 1962-1963 y tres más con la Serie II de 1964 (véase más abajo, junto al Breadvan). Cuatro de los primeros coches se convirtieron posteriormente a carrocerías de la Serie II, que tenían una sección trasera diferente para mejorar el rendimiento aerodinámico.

El 250 GTO se fabricó en una época en la que Ferrari estaba en su apogeo en el mundo de las carreras. Los coches escarlata dominaron los circuitos en los años 50 y 60, llevándose nada menos que 6 victorias consecutivas en las 24 Horas de Le Mans entre 1960 y 1965, por ejemplo. El nombre del coche procede de la cilindrada de 250 cc de cada uno de los doce cilindros del emblemático V12 Colombo de tres litros, junto con la abreviatura GTO. Son las siglas de Gran Turismo Omologato, que indican que este coche es un Gran Turismo homologado para competir, concretamente en la categoría de Gran Turismo del Grupo 3 de la FIA.

Una oportunidad única de comprar un Ferrari 250 GTO de fábrica

Diseñado para competir en las categorías GT Racing, se enfrentó al poderoso Shelby Cobra y posteriormente al Cobra Daytona, así como a los Jaguar E-Type y Aston Martin preparados para la competición. El desarrollo del coche recibió el visto bueno del propio Enzo, y el responsable del proyecto fue Giotto Bizzarini. Debido a una disputa entre Bizzarini e Il Commendatore, como también se conoce a Enzo, Bizzarini abandonó la empresa antes de que se completara el 250 GTO, y Mauro Forghieri ocupó su lugar. Con el tiempo, Bizzarini empezaría a construir sus propios coches, algo que ya documentamos en una entrega anterior de El Rincón del Motor.

Por cierto, también le interesará:  Porsche triunfa en la edición 2024 de la Rolex 24 de Daytona

Una oportunidad única de comprar un Ferrari 250 GTO de fábrica

El principio sobre el que se desarrolló el 250 GTO era bastante sencillo para la época. Ferrari utilizó el chasis del 250 GT SWB anterior y lo actualizó para hacerlo más rígido y ligero y, por tanto, más adecuado para las carreras (de resistencia). Para mejorar el rendimiento del coche, se hizo un gran esfuerzo en la forma aerodinámica del coche, lo que dio como resultado el icónico morro bajo, la sección delantera alargada, los faros cerrados y la sección trasera recortada del coche. Los primeros resultados de las pruebas indicaron que se necesitaba un alerón para estabilizar la parte trasera del coche, lo que dio lugar al característico labio hacia arriba en la parte trasera. En todos los coches hay pequeñas diferencias porque a) cada uno se fabricaba a mano, b) los coches necesitaban reparaciones debido a fallos o choques y c) Ferrari y los pilotos/equipos que hacían campaña con los coches aportaban información para mejoras adicionales. Por eso, si observas de cerca varios 250 GTO, notarás diferencias en las tomas de aire, las rejillas de refrigeración, etc.

Una oportunidad única de comprar un Ferrari 250 GTO de fábrica

Bajo el capó del coche, había un V12 Colombo Tipo 168/62 de tres litros que producía unos 300 caballos de potencia, combinados con un peso total de entre 880 y 950 kilos, dependiendo de la configuración exacta de cada uno de los 250 GTO. El motor estaba acoplado a una caja de cambios manual de cinco velocidades de nuevo desarrollo para el coche. Además de los 36 250 GTO originales, existen varios modelos derivados. El primero es el 330 LM, que utiliza el mismo chasis que los coches con motor más pequeño, pero está equipado con un V12 de 4,0 litros y 390 CV. También está el 330 LMB, que utiliza el motor de mayor cilindrada pero el chasis del 250 GT Lusso. Y luego está el 250 GTO SWB Breadvan, que fue una pieza única diseñada por Bizzarini. en que dejó Ferrari y construido para competir específicamente contra el 250 GTO. Este coche único tiene una carrocería especialmente construida para mejorar aún más el rendimiento aerodinámico.

Chasis 3765

Es importante señalar que este coche no es un 250 GTO de 3.0 litros, sino una variante de 4.0 litros también denominada 330 LM. Como ya se ha mencionado, utiliza el mismo chasis que el 250 GTO y la carrocería es casi idéntica, con la excepción de una mayor protuberancia en el capó para alojar el V12 de mayor cilindrada. Algunas personas incluyen los tres coches de 4,0 litros que se construyeron en el número total de 250 GTO, ya que son prácticamente idénticos, lo que eleva el número de coches de 36 a 39. Por ello, RM Sotheby’s cataloga este coche como un 330LM y un 250 GTO.Una oportunidad única de comprar un Ferrari 250 GTO de fábrica

Por cierto, también le interesará:  Lexus presenta la versión JAOS del GX 550 "Overtrail" de 2024

La razón por la que este coche es tan especial, incluso más que los otros 250 GTO e incluso 330LM, es sencilla. Es el único 250 GTO de la serie 1 con el que compitió la fábrica y tiene un currículum impresionante. Lamentablemente, no ganó la carrera más importante, las 24 Horas de Le Mans de 1962, en las que participó, pero acabó acumulando un buen número de victorias en la general o en su categoría y siempre fue un candidato a la victoria allí donde se presentaba.

La historia del Chasis 3765 comienza en 1962. Ferrari vendió la mayoría de los 250 GTO a privados y equipos de carreras profesionales, como el North American Racing Team (NART) de Luigi Chinetti, pero este se quedó en la base y fue pilotado por la Scuderia Ferrari. El equipo de fábrica lo inscribió en las 24 Horas de Le Mans de 1962, donde lamentablemente se retiró tras sólo 56 vueltas. Los pilotos Mike Parks y Lorenzo Bandini se vieron obligados a retirarse debido a un sobrecalentamiento del motor, probablemente causado por un choque contra un banco de arena al principio de la carrera. Sin embargo, la lista de éxitos de este coche incluye una victoria en su categoría y un segundo puesto en la general de los 1.000 km de Nürburgring de 1962, así como el segundo puesto en el Campeonato Siciliano de Montaña en 1965.

El propietario actual lo deja ir después de 38 años de propiedad, un período en el que el coche ganó numerosos premios de prestigio. Por ejemplo, fue Best of Show en el Amelia Concours d’Elegance, así como galardonado con el Blue Ribbon en el Meadow Brook Concours d’Elegance. Ganó un FCA Platinum Award y la Coppa Bella Macchina en el Cavallino Classic, un concurso anual que celebra la excelencia de Ferrari. También fue votado como subcampeón en la clase especial GTO durante el Pebble Beach Concours d’Elegance de 2011, entre un total de 23 GTO.

El coche en sí se encuentra actualmente en perfecto estado y viene con un archivo bien documentado de su historia. Junto con el coche se incluyen las hojas de construcción, la correspondencia con el propietario, la cobertura de las carreras de la época, los formularios de inscripción de varias carreras, recortes de artículos de revistas, etc. Con semejante procedencia, es obvio que se venderá por una suma astronómica de dinero. El récord actual de un Ferrari 250 GTO vendido en una subasta es la friolera de 1.000 millones de euros. 48,4 millones de dólares, que se logró en una subasta de 2018 también organizada por RM Sotheby’s. La estimación para este específico Chasis 3765 Serie 1 Ferrari 250 GTO (o 330 LM si se prefiere) se establece en más de 1,5 millones de euros. 60 millones de dólaresque parece una locura para un coche, pero espero que rompa la estimación, la verdad.

Por cierto, también le interesará:  BRABUS presenta el Mercedes-AMG S 63 E BRABUS 930 de altas prestaciones

Una oportunidad única de comprar un Ferrari 250 GTO de fábrica

La Colección Factory Fresh

Si tus bolsillos no están tan llenos como para hacerte con este Ferrari 250 GTO único de 1962, dentro de una semana tienes una alternativa. El 4 de noviembre, RM Sotheby’s subastará en Londres la Factory Fresh Collection. Esta colección de un solo propietario consta de una impresionante lista de coches, la mayoría de Ferrari. El nombre viene del hecho de que son coches con muy poco kilometraje, algunos incluso con menos de 100 km en el cuentakilómetros. Lo que es aún mejor es que algunos de ellos son extremadamente raros debido a la combinación del color de la pintura, ser volante a la derecha o simplemente tener números de producción muy bajos en general. Es muy raro verlos salir a subasta juntos y en lo que es esencialmente el estado de fábrica.

Una oportunidad única de comprar un Ferrari 250 GTO de fábrica

La lista de coches incluye;

  • 1992 Ferrari 348 TS
  • 1990 Ferrari Testarossa
  • 2008 Ferrari 599 GTB Fiorano
  • 1973 Ferrari Dino 246 GTS de Scaglietti
  • 2000 Ferrari 550 Maranello
  • 1992 Ferrari Mondial T Coupé
  • 2001 Ferrari 550 Barchetta Pininfarina
  • 2007 Ferrari F430
  • 1994 Ferrari 348 GTB
  • 1992Ferrari 512 TR
  • 2010 Ferrari California
  • 2008 Ferrari 599 GTB Fiorano (sí, otro)
  • 1993 Ferrari Mondial T Cabriolet
  • 1992 Ferrari 512 TR (sí, otro)
  • 1994 Ferrari 512 TR Spider
  • 1992 Ferrari 348 TS
  • 1979 Ferrari 400i
  • 1991 Bentley Turbo R Drophead Coupé por Pininfarina
  • 1969 Jaguar E-Type Series 2 4.2 Litre Roadster
  • 1993 Jaguar XJ220

Las estimaciones para los coches en esta subasta van desde 100.000 GBP a 150.000 GBP por uno de los Mondial, hasta una estimación de 2.100.000 GBP a 2.700.000 GBP por el 512 TR Spider. Sigue siendo mucho dinero, ¡pero bastante más asequible que el 250 GTO!

Para más información sobre el Ferrari 250 GTO de 1962, la Factory Fresh Collection o cualquiera de las próximas subastas de RM Sotheby’s, visite RMSothebys.com.

Etiquetas:

Dejar una respuesta